Mermelada de fresas sin azúcar con natillas de avena

Fresas para mermelada

La mermelada de fresas sin azúcar con natillas de avena, es una manera natural de preparar la fruta y disfrutar de ella antes de que se acabe.

En Praga, ya se están terminando las fresas, hasta hace unos días hemos disfrutado de unas fresas fantásticas que se vendían en los mercados bio en bonitas cestas reutilizables; y ahora que están llegando a su fin no me puedo resistir a conservarlas, aunque sea en mermelada!!

Si donde vives ya se han acabado, puedes utilizar cualquier otra fruta para preparar una deliciosa mermelada. Aprovecha especialmente cuando la fruta esté bien madura, para que la mermelada te salga más dulce sin necesidad de añadir endulzantes.

Seguro que ya estarás disfrutando de dulces melocotones y albaricoques que quedan también perfectos con esta receta.

Una vez preparada, puedes guardar la mermelada en la nevera y durará más de una semana… ¡Si es que puedes resistirte a no tomártela antes!

La preparación es sencilla y el sabor realmente natural…. lo mejor:

¡Es deliciosamente sana!, sin azúcar ni conservantes, y gracias al kuzu… muy digestiva!!.

Ingredientes para la mermelada de fresas:

24 fresas

Melaza al gusto (2 a 3 c.s. suelen ser suficientes)

1 c.s. de kuzu

(normalmente es suficiente 1 c.p. de kuzu por taza de líquido)

una pizca de sal

Elaboración de la mermelada:

Lava bien las fresas, quita la parte verde y córtalas por la mitad si son muy grandes.

Añade una pizca de sal y mézclala bien sobre las fresas con la mano para que ayude a que suelten agua.

Pon las fresas al fuego en un cazo y llévalas suavemente a hervor.

Notarás que comienzan a soltar jugo, baja la llama, coloca la tapa y deja que se cocinen durante unos 10 minutos, serán suficientes para que suelten su jugo y se ablanden ligeramente.

Añade la melaza al gusto.

Mezcla el kuzu en un poquito de agua fría. No utilices mucha agua para no aguar la mermelada, utiliza la justa para poder diluir el kuzu.

Añade el kuzu disuelto a las fresas sin dejar de remover hasta que empiece a espesar.

Cuando haya espesado apaga el fuego y deja que se enfríe.

Puedes disfrutar de esta mermelada tomándola sola como postre, o acompañada de pan en el desayuno. Queda deliciosa sobre una rebanada de pan integral con amasake. 

tostada con amasake y mermelada

Si te gusta cocinar, prueba a preparar unas natillas de avena y decóralas con la mermelada…

Ingredientes de las natillas:

1 litro de leche de avena (salen 4)

2 c.s. de maicena

Melaza al gusto (2 a 3 c.s. suelen ser suficientes)

1 ramita de canela

3-4 tiras de peladura de limón (ojo! sólo la parte amarilla!)

natillas de avena con mermelada de fresas

Elaboración de las natillas:

Coloca 3 vasos de la leche en un cazo con la ramita de canela y la peladura de limón y llévala suavemente a hervor.

Cuando comience a hervir, tapa el cazo, baja la llama y deja que cueza durante 20 a 30 minutos.

Mientras diluye la maicena en la leche restante.

Si quieres, puedes utilizar kuzu en lugar de la maicena, necesitarás 1 c.p. bien colmada de kuzu por cada taza de líquido.

Retira el limón y la ramita de canela de la leche.

Añade la melaza y remueve bien.

Añade ahora la maicena disuelta a la leche y no dejes de remover para evitar que se formen grumos. Enseguida comenzará a espesar.

Apaga el fuego y sirve la natilla en recipientes individuales.

Cuando esté fría, decórala con un poco de mermelada de fresas.

Cocínalas con amor…. y qué te aproveche!!

natilla de avena con mermelada de fresas

Print Friendly, PDF & Email

Un pensamiento sobre “Mermelada de fresas sin azúcar con natillas de avena

  1. Pingback: Torrijas veganas

Deja un comentario