Pizza vegana de lentejas rojas y verduras frescas sin hornear

pizza lenteja roja (2)

Una pizza original, fácil, rápida y deliciosa…. y además… sin gluten.

Ingredientes para la base:

1 vaso grande de lentejas rojas

Agua

Cilantro o perejil (opcional)

Sal

Ingredientes para la cobertura:

Tomates biológicos de temporada

Rúcula

Aguacate

Ingredientes para el aliño:

1 c.s. de aceite de oliva

una pizca de pimienta

1 c.s. de vinagre de arroz

2 c.s. de concentrado de manzana

1 c.s. de miso blanco.

pizza lenteja roja (1)

Elaboración:

Dejar las lentejas a remojo durante toda la noche.

Si no te acuerdas, bastará con que estén a remojo durante 1 de hora en agua caliente.

Escurre las lentejas y reserva parte del líquido.

Tritura las lentejas con un poco del líquido, no utilices mucho, lo justo para que te permita triturarlas con una batidora. Bate hasta formar una masa de textura espesa.

La densidad debe ser más espesa que para hacer crepes.

Añade una pizca de sal y si te gusta, incorpora un buen puñado de cilantro o perejil picadito.

A mi me gusta añadirlo así, sin triturar, pero si quieres puedes triturarlo a la vez, en ese caso la base de la pizza te quedará de un color más verdoso.

Calienta una sartén plana con un poco de aceite de oliva virgen extra.

Añade un buen cazo de la masa, dependiendo del diámetro de la sartén quizás necesites añadir otro cazo.

Ayúdate de una espátula húmeda para extender bien la masa y cubrir toda la sartén.

Baja el fuego y deja que se vaya haciendo a fuego medio.

Mientras puedes comenzar a cortar las verduras que vas a colocar encima.

Yo he utilizado un tomate biológico de cultivo local cortado en rodajas, un buen puñado de rúcula y 1/2 aguacate cortado en tiras.

Cuando ves que la base de la pizza comienza a despegarse de la sartén por los bordes y que comienza a secarse, es el momento de darle la vuelta.

Utiliza una espátula plana y ancha. También puedes voltearla con la ayuda de un plato, como si hicieras una tortilla.

Deja un par de minutos en el fuego mientras termina de hacerse el otro lado.

Prepara el aliño mezclando todos los ingredientes en un tarro de cristal con tapa y batiendo bien.

Coloca la base de la pizza en un plato, incorpora las verduras y rocía por encima con el aliño.

Si te gusta muy sabrosa, puedes untar la base con parte del aliño y colocar luego las verduras encima.

Sirve mientras la base está todavía templada.

Si te sobra masa de lentejas, echa un vistazo a esta receta y utilízala para hacer buñuelos, ¡quedan deliciosos!

Cocínala con amor… y ¡qué te aproveche!

Si no te quieres perder nuestros artículos y recetas….
¡Suscríbete a nuestro boletín! y
¡Únete a nuestros cursos de cocina macrobiótica y alimentación saludable!

 

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario