Buñuelos de lentejas rojas

La lenteja roja es una legumbre muy versátil y agradecida. Al estar pelada su cocción es mucho más rápida que otras legumbres y su digestión es también más fácil.

Queda deliciosa preparada en purés o en cremas de verduras, y también puedes utilizarla para la elaboración de patés.

En esta ocasión, te propongo una receta facilísima, rápida y que suele tener un éxito enorme.

Es la típica receta que repetirás con frecuencia por la acogida que tiene y por su sencillez.

¡Qué la disfrutes!

Ingredientes:

1 taza de lentejas rojas

Agua

Una pizca de sal

1/2 puñado de cilantro o perejil

1 puñado de alga arame

1 diente de ajo sin la parte central (opcional)

Aceite de oliva virgen extra

buñuelos de lenteja roja

Elaboración:

Lava muy bien las lentejas hasta que no salga espuma.

Colócalas en un recipiente con agua y déjalas a remojo como mínimo 1 hora.

Coloca las algas también a remojo.

Transcurrido el tiempo de remojo, escurre las lentejas y colócalas en un recipiente junto con la sal y el ajo. Tritúralas con el minipimer.

Pica muy finito el cilantro y trocea también las algas una vez escurridas.

Añade estos dos ingredientes a las lentejas y mezcla bien.

Pon aceite a calentar en una sartén profunda.

Los buñuelos no hace falta enharinarlos, así que cuando el aceite esté listo, ve echando cucharadas de la masa y no los remuevas hasta que los bordes se vean doraditos.

Da la vuelta a los buñuelos y espera hasta que se hagan por el otro lado sin remover.

Sácalos sobre papel absorbente.

Sírvelos con una buena ensalada y ¡disfrútalos con el aliño de tu elección!

buñuelos de lenteja roja

Cocínalos con amor… y ¡qué te aprovechen!

¿Quieres aprender a preparar más recetas como ésta?
¡Únete a nuestros cursos de macrobiótica!

Dejar un comentario