Quinoa con salteado de brócoli y rabanitos

quinoa con salteado de brócoli (2)

Ahora que acaba de comenzar la primavera, es bueno incorporar cereales ligeros con más frecuencia.

La quinoa es excelente en esta estación, nos nutre y resulta ligera a la vez, nos aporta proteínas de alto valor biológico y podemos consumirla también fría. Queda deliciosa a modo de ensalada.

Los ajos frescos, los germinados, la rúcula, son verduras que nos ayudan a fluir con la energía de apertura característica de esta estación.

La combinación forma un plato sencillo, ligero y delicado para disfrutarlo en los días calurosos que están por venir.

Ingredientes:

1 taza de quinoa bien lavada

2 tazas de agua

1 cebolla

2 zanahorias

1 a 2 ajos frescos

1 puñadito de rúcula

Germinados (opcional)

Para el salteado:

Flores de brócoli

Rabanitos

1 c.s. de shoyu (opcional)

quinoa con salteado de brócoli (1)

Elaboración:

Lava muy bien la quinoa. Ponla a hervir con el agua y una pizca de sal. Verás que comenzará a soltar espita. Espuma todo lo que puedas, tapa y baja la llama.

Deja que se cocine a fuego bajo durante 20 a 30 minutos, hasta que el grano esté bien abierto. Reserva. Cuando comience a enfriarse, separa los granos con dos palillos para que queden sueltos.

Corta las verduritas para la quinoa en cubitos finos. Comienza a saltearlas en un wok o sartén amplia, con un poquito de aceite de oliva virgen extra y una pizca de sal.

Empieza por la cebolla, cuando esté bien doradita, añade la zanahoria y el ajo fresco. Deja que se doren ligeramente.

Añade ahora la quinoa y deja un par de minutos más. Apaga. Añade la rúcula y remueve suavemente para mezclar los ingredientes.

Esta vez he preparado el plato sin añadir ningún tipo de aliño a excepción de la sal y queda igualmente delicioso.

Si te gustan los sabores más fuertes y quieres añadir un poco de shoyu o tamari, añádelo al salteado de verduras antes de incorporar la quinoa.

Para el salteado de brócoli utiliza otra sartén amplia.

Cuando la sartén esté bien caliente añade un chorrito de aceite y luego el brócoli, añade una pizca de sal y saltea a fuego vivo hasta que el brócoli se torne verde brillante, 2 o 3 minutos serán suficientes.

Incorpora los rabanitos cortados en rodajas y saltea otro minutos más.

Si quieres, puede añadir unas gotitas de shoyu al salteado. El vinagre de umeboshi también combina muy bien con estos ingredientes.

Para servir, haz una corona en el plato con la quinoa y coloca el salteado de brócoli en el centro.

Cocínalo con amor… y ¡Qué aproveche!

Si quieres aprender a preparar más recetas como ésta….
¡Suscríbete a nuestro boletín para no perderte ninguna! y
¡Únete a nuestros cursos de cocina macrobiótica y alimentación saludable!
Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario