Ensalada de calabacín con mayonesa vegana

Ingredientes:

1 calabacín

1/4 lechuga

1 puñado de berros

Cuscús o quinoa previamente cocinados

1 puñado de frutos secos

Granos de granada (opcional)

Sal marina

Ingredientes veganesa:

2,5 tacitas pequeñas de aceite de girasol

1 tacita de bebida de soja

1/2 cucharadita de pasta umeboshi

1/2 ajo (opcional)

Sal marina

Elaboración:

Corta los calabacines a tiras o en rodajas, puedes usar una mandolina para que te salgan bien finos. Añade una pizca de sal, mezcla bien con las manos y deja que repose. 

Puedes utilizar una prensa de verduras para ayudar a que comience el proceso de fermentación que ayudará a digerir mejor el calabacín.

Podrías dejarlo en la prensa de un día para otro y luego incorporarlo en la ensalada.

Si no tienes prensa de verduras y quieres hacer un prensado puedes utilizar 2 bols del mismo tamaño. En uno de ellos colocas las verduras previamente masajeadas con un poco de sal, y a continuación colocas el 2º bol encima. Para que ejerza presión, coloca en él algo pesado: una piedra, un bote de conserva, etc…

Mientras se macera el calabacín, cocina el cereal que hayas elegido.

Si vas a preparar cuscús necesitaras, 1,5 partes de agua por 1 parte de cuscús. Lleva el agua a hervor con una pizca de sal. Añade el cuscús, mezcla bien y apaga. Deja que repose tapado durante al menos 5 minutos y luego separa el grano con la ayuda de unos palillos.

Si vas a preparar quinoa, necesitarás 2 partes de agua por 1 parte de quinoa. Lleva también el agua a hervor con la sal, añade la quinoa previamente lavada y deja que se cocine a fuego bajo durante unos 20 minutos o hasta que la quinoa se abra. Apaga y deja que repose unos 5 minutos. Separa el grano con la ayuda de unos palillos.

Para preparar la veganesa, coloca en un vaso de batir el aceite, la bebida de soja y el umeboshi, si quieres darle un toque a alioli añade también una trocito de ajo. Bate muy suavemente con la ayuda de una batidora subiendo y bajando el brazo para ayudar a que se espese. Rectifica de sal y reserva. Si ves que la veganesa no se espesa lo suficiente puedes añadir un poquito más de aceite.

Para montar la ensalada, dispón en una fuente las hojas de lechuga, coloca por encima el calabacín previamente escurrido. Incorpora el cereal que estará ya frío. Los frutos secos de tu elección, la granada y la veganesa.

Espolvorea por encima con un poco del fruto seco triturado y ¡disfruta de una completísima y sabrosa ensalada!

Cocínala con amor… y ¡qué te aproveche!

Si no te quieres perder nuestros artículos y recetas….
¡Suscríbete a nuestro boletín! y
¡Únete a nuestros cursos de cocina macrobiótica y alimentación saludable!

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

2 comentarios en “Ensalada de calabacín con mayonesa vegana”

Dejar un comentario