Pizza vegana de shitake

¿Se te había ocurrido que la pizza puede ser una merienda estupenda para los peques?

Preparada en casa, con mimo, con ingredientes de calidad, sin queso y con infinitas combinaciones, la pizza casera puede ser una merienda o cena estupenda para toda la familia.

Al servirla, aderézala con hojas verdes como rúcula, o hierbas arómaticas frescas como albahaca, cilantro o perejil.

Ingredientes de la masa:

250 gr. de harina de espelta,

15 gr. de levadura,

1/2 vaso de agua templada,

2 c.s. de aceite (si está aromatizado con algunas especias mucho mejor), sal

Ingredientes para la cobertura:

2 o 3 cebollas,

1 pimiento rojo

500 gr de setas (yo he utilizado shitake)

Aceitunas negras arrugadas o verdes sin hueso

Orégano,

Albahaca fresca.

Elaboración

Para elaborar la masa, mezclar en un bol la harina, la levadura y una pizca de sal. Añadir suavemente el agua, ligando bien hasta obtener una masa que no se pegue a los dedos.

Dejar reposar cubierta con un trapo durante 2 a 3 horas.

A continuación añadir el aceite amasando nuevamente la masa y dejarla que repose mientras preparamos la cobertura.

Para la cobertura, rehogar las cebollas con una pizca de sal, en una sartén con aceite a fuego medio-alto durante unos 5 minutos.

Bajar la llama y dejar que se siga pochando hasta que estén bien tiernas y doraditas.

Cortar el pimiento y las shitakes en tiras finas.

Poner a calentar el horno a 220º. Extender la masa de la pizza sobre una bandeja de horno espolvoreada con harina o con papel vegetal.

Extender por encima la cobertura de cebolla pochada.

Incorporar las setas y el pimiento cubriendo toda la superficie.

Añadir las aceitunas deshuesadas y el orégano seco.

Hornear hasta que la masa empiece a verse doradita.

Apagar y espolvorear con albahaca fresca picadita.

Si no te quieres perder nuestros artículos y recetas….
¡Suscríbete a nuestro boletín! y
¡Únete a nuestros cursos de cocina macrobiótica y alimentación saludable!
  • 190
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario