10 alimentos a evitar para mejorar tu salud

Aprende los 10 alimentos a evitar para mejorar tu salud,

porqué evitarlos y cómo sustituirlos.

Es fácil, ¡atrévete! 

¡Haz la prueba 3 semanas y cuéntanos cómo te sientes!

1.- Azúcar:azucar (2)

El azúcar es una de las sustancias más perjudiciales para la salud. Es extremadamente acidificante, favoreciendo la pérdida de calcio de tus huesos.

Su índice glucémico es muy alto, lo que provoca picos de glucosa que fuerzan al organismo, especialmente al páncreas, a trabajar en exceso.

Se convierte fácilmente en grasa.

Altera tu flora intestinal y provoca irritaciones de la piel.

Observa lo que comes…. está oculta en infinidad de alimentos.

Sustitúyelo por siropes o melazas,  tienen un índice glucémico mucho más bajo y su contenido en nutrientes es mucho mayor.

2.- Edulcorantes artificiales:

Muchos de ellos, como el aspartame, se asocian a síntomas comunes como fatiga crónica, palpitaciones, dolores articulares, pérdida de memoria, etc…

Son productos químicos que sobrecargan nuestro sistema.

Si tienes que controlar tus niveles de azúcar puedes sustituirlos por estevia, pero asegúrate de que sea natural y de buena calidad.

3.- Lácteos:

leche

Son fuente de grasas saturadas y colesterol.

Son de difícil digestión, favorecen las infecciones y producen estreñimiento debido a su alto nivel de caseína.

Formadores de mucosidad, contribuyen a empeorar enfermedades respiratorias como asma, sinusitis…

Facilitan la formación de tumores y quistes. Estudios epidemiológicos apuntan a una conexión entre el abuso de productos lácteos y el cáncer de mama.

Favorecen la formación de otitis y problemas de garganta, así como la proliferación de psoriasis y espinillas.

Sustitúyelos por bebidas de cereales como arroz, quinoa, mijo… o bebidas de frutos secos como almendras, avellanas… 

Si quieres una fuente saludable de calcio, apúntate a las algas, algunas tienen hasta 14 veces más calcio que la leche, la semillas de sésamo, las almendras, los garbanzos, el tofu y las verduras verdes, son alimentos muy ricos en calcio y aportan además magnesio, necesario para una buena fijación del mismo.

4.- Carnes y derivados:

Contienen grandes cantidades de grasa saturada y colesterol. Su consumo está asociado a enfermedades cardiovasculares y cáncer, especialmente los derivados.

Cuando se descomponen producen putrefacciones que estropean la flora intestinal.

Las bacterias nocivas que producen, dificultan la asimilación de vitaminas y minerales.

Su consumo produce un gran impacto a nivel medioambiental.

Sustitúyelas por proteínas vegetales como tofu, seitán o tempeh… e incrementa tu consumo de legumbres solas o combinadas con cereales integrales. 

 

5.- Margarinas y grasas trans:

margarina

Elaboradas con grasas de origen vegetal, que en estado natural son líquidas, han sufrido un proceso de transformación, la hidrogenación, que las convierte en grasas sólidas a temperatura ambiente.

El problema, es que el organismo ya no reconoce esta sustancia, convirtiéndose en un peligro para su salud.

Dentro del cuerpo actúan como las grasas saturadas, elevando los niveles de colesterol y causando problemas circulatorios peores que las grasas saturadas.

Sustitúyelas por mantequillas de frutos secos como cremas de almendras, avellanas… Hoy en día puedes encontrar mucha variedad también en cremas de semillas, como las de sésamo, pipas de girasol, calabaza o cáñamo… 

6.- Sal refinada:

La sal refinada contiene sólo cloruro sódico y apelmazantes, sin ningún valor nutritivo.

La sal más recomendada es la sal marina sin refinar, pues contiene todos los componentes naturales de la sal: cloruro sódico, yodo y magnesio además de todos los oligoelementos.

De todos modos, es importante recordar que la sal debe ser cocinada. Debe consumirse disuelta y entrar en nuestro organismo a través de los alimentos.

Sustitúyela por sal marina sin refinar o sal vegetalizada.

7.- Cereales refinados:

Optimized-arroces

El arroz blanco, la pasta y el pan blanco, y otros cereales refinados, han perdido la mayoría de sus nutrientes y en consecuencia carecen de mucho interés a nivel nutricional.

Al refinar el cereal se elimina su salvado, rico en fibra, vitamina B y minerales. Pierde también su germen, fuente de vitaminas, minerales, proteínas, ácidos grasos y antioxidantes.

Lo que los hace todavía peores, es que la pérdida de esos nutrientes facilita una absorción rápida del carbohidrato, favoreciendo las subidas rápidas de glucosa y su conversión en grasa.

Los productos refinados son también altamente acidificantes.

Sustitúyelos por cereales integrales, tienes muchos para elegir: arroz, quinoa, cebada, mijo, centeno…

8.- Bebidas azucaradas y con burbujas:

Uno de los problemas de las bebidas carbonatadas es que contienen cantidades altas de ácido fosfórico que facilita la pérdida de calcio por la orina.

Además, las cantidades de azúcares o edulcorantes artificiales suelen ser muy altas, resultando en una acidificación de nuestro organismo.

Sustitúyelas por zumos naturales de frutas, limonadas y tés fríos.

9.- Salsas comerciales y alimentos enlatados:

mayonesa1

La mayoría de los alimentos y salsas preparadas necesitan de una gran cantidad de aditivos, conservantes, potenciadores de sabor, etc.

Estas sustancias químicas no son reconocidas por nuestro cuerpo y por lo tanto no se pueden metabolizar, acumulándose y sobrecargando especialmente nuestro hígado y riñones.

Sustitúyelas por salsas naturales que puedes preparar con shoyu, tamari, miso, mostaza, limón, melazas… y utiliza conservas naturales sin aditivos.

 

10.- Café y tés ricos en teína:

La cafeína y la teína nos dan una falsa sensación de energía y son diuréticos.

El café, está relacionado con la descalcificación de los huesos.

Un consumo excesivo produce nerviosismo e irritabilidad, acelerando el ritmo cardiaco.

Además, perjudica nuestro sistema digestivo, facilitando la formación de úlceras.

Sustitúyelos por infusiones de hierbas, cafés de cereales o tés bajos en teína como el té bancha o kukicha, muy alcalinizantes y ricos en calcio.

 

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario