El arroz integral

El arroz integral es sin duda  el cereal más utilizado en la alimentación Macrobiótica, y en su forma refinada también lo es en la alimentación tradicional.

El arroz es la base de muchas dietas en innumerables países. Basta con pensar en Japón, India o china y rápidamente vienen a nuestra mente sabrosos platos de muy diversos colores acompañados del popular arroz basmati.

Probablemente el motivo por el cual el arroz forma parte importante en muchas tradiciones culinarias es su gran aporte de nutrientes. En muchas pirámides nutricionales: mediterránea, japonesa, americana, el cereal aparece en la base, indicando así la importancia de su consumo diario. Sin embargo, es interesante matizar que: tan importante como incluir el cereal diariamente en nuestra alimentación, lo es asegurarse que sea en su forma integral.

Los cereales se utilizan básicamente como fuente de energía. Son ricos en carbohidratos, la “gasolina” que nuestro cuerpo necesita para funcionar. Nuestro cerebro se alimenta de glucosa y nuestros músculos la utilizan constantemente. Pero nos interesa que sea una “gasolina de combustión lenta”.

Cuando preparamos un buen fuego, es importante colocar buena calidad de leña que caliente y se consuma lentamente, si hacemos un fuego con trozos de papel y cartón, éste arderá rápidamente calentándonos con intensidad al principio y quedándose sin fuerza en pocos minutos.

Lo mismo ocurre con los cereales refinados. Nuestro tan popular arroz blanco, pierde muchas de sus vitaminas y minerales en el proceso de refinado, y pierde además casi toda su fibra. La pérdida de estos nutriente hace que la absorción sea muy rápida, provocando picos de glucosa en los que experimentaremos una rápida sensación de energía, pero que vendrán seguidos de una rápida bajada: nuestro fuego se ha quedado sin leña.

Cuando utilizamos arroz integral, estamos aportando a nuestro organismo esa leña de calidad que mantiene nuestros niveles de energía durante más tiempo.

Optimized-arroz salvaje2

El mayor aporte de nutrientes,  hace que nos sintamos saciados con menos cantidad de alimento y por supuesto más nutridos:

  • Las cantidades de vitamina B y proteína son muy superiores en el arroz integral.
  • Su aporte en fibra natural facilita el tránsito intestinal pues ayuda a dar consistencia a las heces, siendo especialmente recomendable para personas que padecen estreñimiento. La falsa idea de que el arroz estriñe, se aplica exclusivamente al arroz blanco, que desprovisto de toda su fibra es ideal en casos de diarreas.

Existen numerosos tipos de arroz integral que podemos utilizar a lo largo del año aportando así variedad a nuestra dieta. De hecho es interesante ir variando el tipo de grano que utilizamos según la estación:

  • En invierno por ejemplo es más recomendable el uso de arroz integral redondo, pues calienta más que sus otras variantes.
  • En primavera sin embargo podemos comenzar a incluir arroz integral de grano largo, más refrescante que el anterior y de cara al verano podemos disfrutar del aromático arroz basmati, en su versión integral por supuesto!!
  •  Para dar color a nuestros platos podemos utilizar el arroz rojo o el salvaje, que podemos freír directamente en la sartén para que se hinche a modo de palomitas y decorar con él nuestras sopas o ensaladas.
  • Existe una variante de arroz más dulce, llamada “arroz dulce o glutinoso”, especialmente indicado para añadir a las cremas de desayuno o a las preparaciones que hagamos para los más pequeños de la casa. Es el tipo de arroz con más contenido en proteína y grasa. Su cualidad más yin, ayuda a relajar y aporta un dulzor extra a nuestros desayunos.

Optimized-arroz glutinoso

A la hora de preparar el arroz integral tenemos que tener en cuenta que el tiempo de cocción es más largo que su versión refinada. Así que tendremos que planificar de antemano su preparación.

Una buena idea suele ser cocer cantidad suficiente para un par de días y luego utilizarlo en la preparación de varios platos. Podemos saltearlo con verduras o servirlo en ensalada con nuestro aliño preferido.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

2 comentarios en “El arroz integral”

  1. Pingback: Risotto de guisantes frescos

  2. Pingback: Arroz de primavera a la hierba buena

Deja un comentario