Coliflor con bechamel vegana

No por no tomar lácteos tenemos que renunciar a las recetas que más nos gustan. Si siempre te ha gustado la bechamel y quieres seguir disfrutando de ella, aquí tienes una receta para prepararla con coliflor. Simplemente sustituye la leche por bebida de avena!!

Ingredientes

1/2 coliflor

1 cebolla grande

1 c.s. de harina semi integral

1 a 2 vasos de bebida de avena

Una pizca de sal

Pimienta negra recién molida (opcional)

Nuez moscada (opcional)

Preparación

Pon agua a hervir en un cazo mientras separas las flores de la coliflor.

Para separarlas es mejor hacerlo desde el tallo. Si son muy grandes, haces un corte con el cuchillo en la mitad del tallo y luego con las dos manos separas el tallo y se dividirá la flor manteniendo su forma.

Este tipo de corte es mucho más armonioso que el corte de la flor con el cuchillo que acaba destruyendo la forma natural de la verdura.

Una vez que el agua esté hirviendo puedes comenzar a escaldar la coliflor añadiendo pequeñas cantidades al agua para que así, no baje la temperatura.

En un par de minutos puedes sacar las flores del agua. Es mucho mejor que queden al dente. De esta manera no pierden las vitaminas y quedarán más crujientes.

A medida que vayas sacando la coliflor, colócala en un colador para escurrir bien el agua.

coliflor

Mientras se va escaldando la coliflor puedes picar la cebolla bien finita.

A continuación saltea la cebolla en un recipiente con un poco de aceite de oliva. 

Añade sal al salteado y dórala bien para que de más sabor a la bechamel.

Cuando esté doradita añade la cucharada de harina y rehógala un momento para que se impregne bien con la cebolla, de esta manera evitarás que se formen grumos.

Añade ahora la bebida de avena y sigue removiendo para que no se pegue.

Puedes añadir un poco de nuez moscada o pimienta negra que dan un sabor y un aroma muy especiales a este plato.

Sigue cocinando la bechamel durante otros cinco minutos más removiendo bien y ajustando la consistencia con más bebida si fuera necesario.

Sugiero que utilices bebida de avena, porque la de arroz es demasiado dulce para este plato, además tiene menos consistencia y la bechamel queda demasiado ligera. 

Ya puedes disponer la coliflor en una fuente de horno.

Optimized-DSC_0023 (2)

Optimized-DSC_0026 (2)

A continuación añade la bechamel por encima. Estará lista para menerla al horno.

Si no la vas a comer de inmediato, suele ser bueno dejarla preparada y hornearla justo antes de servir, de esta manera estará más crujiente.

Colócala en la bandeja superior en la posición de grill para que se dore ligeramente la parte de arriba.

Como no vamos a utilizar queso puedes espolvorearla con almendra molida o incluso rallar un poco de tofu ahumado que le dará un toque diferente.

Optimized-DSC_0029 (2)

Para servirla, no te olvides de las hojas verdes!!, con unos canónigos o un poquito de rúcula aportarás el toque de frescor al plato.

Cocínala con amor y que la disfrutes!!