Semillas tostadas con aliño

Las semillas son uno de los alimentos más nutritivos y medicinales que puedes incorporar a tu dieta diaria.

Helen Jeans en su libro Cereales, frutos secos y semillas, las describe como «verdaderos tesoros en miniatura«, pues a pesar de su pequeño tamaño nos aportan una gran cantidad de nutrientes esenciales para nuestra salud.

Su aporte es tan interesante, que no necesitamos tomar grandes cantidades para beneficiarnos de ellos. 2 o 3 cucharadas soperas diarias serán suficientes.

Las semillas, en lineas generales, contienen entre un 20 y 25% de proteínas, un 40-50% de grasa insaturada, (la que nos interesa), y un 10-20% de hidratos de carbono, además de minerales y oligoelementos.

Si te acostumbras a consumir varios tipos, te beneficiarás de todas sus propiedades y crearás variedad y sabor en tus platos.

semillas tostadas

A la hora de tomar las semillas es interesante tenerlas preparadas para no perder tiempo.

Lo ideal es tostar las semillas antes de comerlas. Por un lado potenciamos su sabor, que se vuelve más intenso, especialmente el de las semillas de sésamo. Y por otro, facilitamos su digestión.

Pero ten cuidado, las semillas son básicamente aceite, y el aceite tostado se estropea rápido, así que cuando tuestes tus semillas hazlo calculando lo que vas a consumir en una semana, esa puede ser una buena medida.

Semillas de Sésamo tostadas:

Suelo empezar por las de sésamo. Previamente las lavo para que queden limpias de impurezas. Prefiero dejar que se sequen antes de tostarlas, así que suelo lavarlas la noche anterior y las dejo escurriendo en un colador grande.

Para tostarlas prefiero utilizar una olla profunda, pues a continuación tuesto las de lino, y éstas saltan bastante.

El tostado se hace sin aceite y a fuego medio bajo, para que las semillas se vayan dorando sin quemarse. Es muy importante removerlas constantemente para que todas reciban el mismo calor y el tostado sea uniforme.

Es muy importante también, tener un plato preparado para sacarlas en cuanto veamos que están listas. De estar en su punto a quemarse hay tan sólo unos segundos!!.

Sabemos que las semillas de sésamo están tostadas, cuando comienzan a desprender su característico aroma. Para estar más seguro, puedes coger unas cuantas semillas entre tu dedo índice y pulgar y deslizar los dedos como para aplastarlas. Si ves que se deshacen fácilmente, ya están listas.

Deposítalas en un plato y deja que se enfríen.

Cuando estén frías las puedes guardar en un tarro de cristal.

Yo prefiero guardarlas sin moler y luego triturarlas en el suribachi o en un molinillo especial para semillas, justo en el momento de tomarlas. Así se oxidan menos!

Semillas de Lino tostadas con salsa teriyaki:

semillas de lino tostadas

A continuación suelo tostar las de lino.

En este caso, notarás que están listas porque comienzan a saltar. Quizá necesites una tapa. Si la usas mejor que sea de cristal, así podrás ver cómo se van abriendo y dorando. No dejes de mover la cazuela para que se hagan de manera uniforme.

En 2 o 3 minutos estarán preparadas. Es el momento de añadir un chorrito de salsa teriyaki. Si tienes rociador mejor, sino simplemente añade 1 c.s. y remueve para que todas queden bien cubiertas.

Si no tienes salsa teriyaki en casa puedes preparar una básica con 1 c.p. de shoyu, 1 c.p. de concentrado de manzana y 2 c.p. de agua. Mezcla bien y añádelo a las semillas.

Apaga el fuego, deposítalas en un plato y deja que se enfríen. Estarán deliciosas!!!

Pipas de Girasol con shoyu:

Seguidamente paso a las pipas de girasol. Limpia la olla antes de comenzar.

En este caso, sabrás que están en su punto cuando comiencen a dorarse. Las pipas de girasol no saltan, y tampoco explotan, como lo harán las de calabaza, así que hay que prestar atención.

Para crear más variedad y hacerlas más apetitosas, suelo rociarlas con un poco de shoyu justo antes de apagar el fuego.

Remuevo bien para que queden cubiertas y el shoyu se seque en las pipas y de ese modo obtengo una pipa tostada y ligeramente salada, sin tener que recurrir a la sal!.

Nuevamente, una vez frías las puedes guardar en el tarro de cristal para toda la semana.

Pipas de Calabaza con vinagre umeboshi:

semillas tostadas

Finalmente tuesto las de calabaza.

Necesitarás una sartén limpia. Con las pipas de calabaza es fácil saber cuando están listas, pues comienzan a explotar suavemente.

Igual que con el resto, no dejes de remover para que el tostado sea homogéneo y cuando estén tostadas rocía con unas gotas de vinagre umeboshi.

El vinagre al secarse sobre la pipa le dará un color ligeramente blanquecino y un sabor suavemente salado que queda delicioso en esta semilla.

Como ves el proceso es sencillo. Y no te llevará más de 15 minutos a la semana.

Un cuarto de hora para disfrutar……… de estar presente..

  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1

1 comentario en “Semillas tostadas con aliño”

  1. Pingback: Receta: cómo tostar semillas para aliños | Ecorgánic, tu supermercado ecológico en Valencia

Deja un comentario