Tarta de manzana con crema pastelera vegana

Ayer estuve reinventando recetas. En nuestro curso anual, siempre elaboramos una tarta de manzana con gelatina de agar agar que queda estupenda. Y se me ocurrió que quizás podríamos hacerla aún más completa.

Preparé la base para la tarta con la receta original y la horneé durante unos 8 a 10 minutos a 180 ºC.

Mientras se horneaba, preparé una crema pastelera con 250 ml. de bebida de arroz, 2 c.s. de almidón de maíz, y un poco de melaza de arroz.

Dejé que la base y la crema se enfriaran ligeramente y luego incorporé la crema sobre la base. Coloqué las manzanas cortadas y volví a meter al horno durante otros 10 a 15 minutos para que se hicieran las manzanas.

Preparé la gelatina utilizando en lugar de zumo de manzana, el jugo que me había sobrado de una mermelada de ciruela que había preparado el día anterior. El resultado: una gelatina con un toque agridulce realmente ¡explosiva!

Una vez, las manzanas estaban tiernas, saqué la tarta del horno y dejé que se enfriara un poco al igual que la gelatina.

Finalmente incorporé la gelatina sobre la tarta, ¡et voilà! ¡Quedó buenísima!

Te animo a hacer la prueba, y me cuentas…

Cocínala con amor… y ¡Qué la disfrutes!

¿Quieres aprender a preparar más recetas como esta?

Únete a nuestros cursos de cocina macrobiótica y alimentación saludable

Dejar un comentario