Brochetas de Tempeh con Mayonesa Vegana de Boniato especiado

Hoy te propongo un entrante para las fiestas navideñas, realmente fácil de preparar y que gustará seguro.

El tempeh a la plancha queda crujiente y apetecible y el alioli está tan sabroso que acabareis ¡rebañando el recipiente!

Puedes tener el alioli preparado y el tempeh adobado y ensartado en las brochetas de antemano, así sólo necesitarás pasarlo por la sartén antes de servir.

Ingredientes:

2 paquetes de tempeh

4 c.s. de shoyu

2 c.s. de concentrado de manzana

1 ajo rallado

1 c.p. de pimentón dulce

2 c.s. de zumo de limón

2 c.s. de jugo de jengibre

Un poco de agua para cubrir si hace falta

Ingredientes para el alioli de boniato:

60 gr de boniato cocido

125 ml de aceite de girasol

50 ml de leche de soja

1/2 ajo

3 c.c. de salsa de tomate (opcional)

Jugo de jengibre al gusto

Zumo de limón al gusto

sal

Ingredientes decoración:

Semillas de sésamo tostado

Cilantro

Elaboración:

Prepara el adobo mezclando todos los ingredientes en una fuente plana amplia, de esta forma, será más fácil que todos los trozos de tempeh queden cubiertos, en todo caso si hiciera falta puedes añadir un poquito de agua o duplicar las cantidades del adobo.

Corta el tempeh en trozos homogéneos e introduce en el adobo. Déjalo reposar si puedes toda la noche. Mueve de vez en cuando te tempeh para que coja sabor por todos los lados.

Introduce los palitos de brochetas en agua y déjalos también toda la noche, podrías dejarlos menos tiempo, pero así tienes las dos cosas preparadas. Los palitos se hincharán un poquito con la humedad, de tal forma, que cuando vayas comer la brocheta, el tempeh saldrá con más facilidad.

Para preparar el alioli, puedes utilizar boniato que tengas previamente cocinado, si no hazlo al vapor cortado en rodajitas, sólo te llevará unos 8 minutos, pincha con un cuchillo y cuando veas que está tierno apaga y déjalos sobre un plato para que se enfríen.

En un vaso de batidora introduce el boniato frío, el aceite, el ajo, la bebida de soja, una pizca de sal y la salsa de tomate. El tomate es un ingrediente opcional, realmente se utiliza para que dé un color más intenso, pues el boniato aporta cremosidad y sabor y un delicado color naranja, si te gusta así, perfecto, y si quieres un tono más intenso utiliza también las cucharaditas de tomate.

Bátelo todo moviendo la batidora con delicadeza y en pequeños movimientos ascendentes. Verás que enseguida se espesa.

La salsa así está ya deliciosa, pero si quieres un sabor más especiado, incorpora el jugo de jengibre. Para obtener el jugo ralla un trozo de jengibre y exprime entre tus dedos, verás cómo sale jugo facilmente.

Si quiere añadir el limón, a mi me gusta pues aligera el sabor y le da un toque refrescante, añádelo justo al final, antes de servir. Otra opción es disponer trocitos de limón junto a la salsa, para que cada comensal lo añada a su gusto.

Para hacer las brochetas, inserta 6 trozitos de tempeh en cada uno de los palitos.

Calienta una plancha o sartén plana y coloca en ella las brochetas, deja que se doren bien por cada lado, puedes añadir con cuidado un poquito del macerado por encima de cada brocheta para que caramelice.

Dispón en una fuente y espolvorea con semillas de sésamo previamente tostadas, un poquito de cilantro picadito. Acompaña la fuente de varios bowls con el alioli y unos trocitos de limón.

Sirve con una ensalada fresca de hojas verdes.

Cocínalo con amor… y ¡¡qué lo disfrutes!!

Suscríbete al Boletín

¿Quieres llevar una vida saludable?
Suscríbete ahora y recibirás todas nuestras recetas y
artículos sobre alimentación y salud.

  •  
  •  
  •  
  •  
  • 2

Deja un comentario