Edemame de Guisante

Durante una de las comidas del último retiro que realizamos en Macrosano, salió el tema del edemame y lo mucho que les gustaba a quienes lo habían probado.

No tengo soja en la huerta, pero tenía unos guisante buenísimos que pensé podía utilizar como si fueran vainas de soja tiernas para preparar el edemame.

¡El resultado fue buenísimo! para mi, incluso mejor que la soja, pues al ser la vaina de los guisante más tierna, te puedes comer hasta la piel, ¡que está buenísima!

Haz la prueba y me cuentas… La preparación te llevará 5 minutos y tendrás un entrante original, saludable y ¡delicioso!

Ingredientes:

Guisantes frescos

Sal

Elaboración:

Lava los guisantes para quitar cualquier suciedad que puedan tener en la vaina.

Colócalos sobre una cesta para hacer la vapor y añade un poco de sal por encima.

Cocina al vapor con tapa durante unos 5 minutos. Prueba a ver si la piel está tierna, si no, déjalos un par de minutos más.

Apaga el fuego, saca el cestillo y sirve directamente antes de que se enfríen.

Puedes acompañarlos de salsa teriyaki, en nuestro caso, los comimos así directamente y realmente no necesitaban nada más.

Para comerlos, introduce la vaina en la boca y deslícela entre los dientes, verás que te quedan con la parte tierna de la piel y también con el guisante del interior.

Como siempre… cocínalos con amor… y ¡qué los disfrutes!

Suscríbete al Boletín

¿Quieres llevar una vida saludable?
Suscríbete ahora y recibirás todas nuestras recetas y
artículos sobre alimentación y salud.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario